Grupo ABSA

¿Por qué vibra el volante de mi coche?

Volante del coche

Si tienes un coche de renting y empiezas a notar que el volante empieza a vibrar, no tienes nada de lo que preocuparte. En este artículo, vamos a ver las razones de por qué pasa y qué soluciones existen. 

¿Por qué vibra el volante de mi coche?

La principal razón suele ser por unos neumáticos desequilibrados. Puede ser que tu coche de renting necesite un equilibrado de ruedas o un cambio de neumáticos. Existen otras razones que influyen en este problema, como por ejemplo:

Presión de los neumáticos

Si has tenido tu coche sin mover durante un largo periodo de tiempo, es posible que las ruedas hayan perdido presión y se hayan deformado. Esto provoca que la dirección vibre. Puedes ajustar la presión de tus neumáticos pero si se encuentran en muy mal estado deberás cambiarlas en tu mecánico.

Dirección

Quizás se deba a un sistema más profundo del vehículo como es la dirección. La dirección es la encargada de mantener la geometría de la suspensión del coche. Esta asegura de que los neumáticos no se van a desgastar tan rápido y te ayudará a reducir el consumo de carburante. Para esta característica, es importante llevar a cabo una revisión completa del coche.

Freno

Los frenos suelen ser planos. Sin embargo, con el continuo uso y desgaste se pueden deformar y  provocar vibraciones a la hora de conducir. Estas deformaciones también ocurren a consecuencia de cambios de temperatura. En este caso, toca cambiar los frenos.

Juntas homocinéticas

Las juntas homocinéticas son las encargadas de llevar a cabo el giro del motor a las ruedas. Ayudan en la suspensión y en la dirección. Como está conectado a todas las partes del coche, puede ser que se desgaste con el paso del tiempo y pierda lubricación. Al perder la lubricación, comenzará a provocar ruidos o vibraciones extrañas en el volante.

Rodamiento

Si el tipo de vibración que experimentas aparece y desaparece sin ningún motivo, lo más seguro es que el rodamiento se haya roto o esté muy desgastado. Además de la vibración, puede venir acompañado de un zumbido. 

También puede que este tipo de vibraciones al volante aparezcan después de reparar alguna rueda del coche. Lo más normal es que la rueda no esté ajustada de manera correcta. 

Aunque existen muchas más razones por las que vive el volante al conducir, estas son las más frecuentes. El mejor diagnóstico siempre vendrá de la mano de un mecánico capacitado y profesional. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceso y Registro