Grupo ABSA

6 motivos por los que tu coche pierde potencia

Pérdida de potencia

Seguro que has notado alguna vez que el motor de tu coche no tiene toda la potencia que debiera. Puede ser simplemente por el paso del tiempo o puede esconder una avería encubierta. En Grupo ABSA te vamos a explicar cuáles son las causas más comunes de esta situación. ¡Adelante!

6 motivos de la pérdida de potencia

 

Los inyectores

Son las piezas encargadas de transportar el combustible al motor por lo que si existe un fallo puede ocasionarse una pérdida de potencia. Es una de las causas más frecuentes de este problema, además de que se produzca un gran aumento en el consumo del coche.

Puede ser que los inyectores estén obstruidos o desgastados, lo que nos obligará a una visita segura al taller para que aporten una solución. En caso de no estar gravemente obstruidos, sí que tenemos algunas opciones, como los limpiadores específicos de inyectores para el motor en cuestión, que encontrarás en gasolineras y en algunos supermercados de gran superficie.

El filtro de aire

El caudalímetro es la pieza encargada de medir el flujo de aire que recibe el cilindro, pasa por el filtro para evitar la entrada de impurezas. Cualquier fallo en esta pieza puede provocar que no reciba el suficiente oxígeno, produciendo la pérdida de potencia. También puede darse la situación de que el filtro del aire esté taponado por la suciedad acumulada. 

Puedes comprobar si el filtro está obstruido. En caso de que así sea, tienes la opción barata de cambiar tu mismo el filtro de aire. Asegúrate de que el nuevo filtro sea el modelo adecuado para tu coche, así evitarás posibles desgastes antes de tiempo.

Rozamientos

Si el coche tiene unos cuantos años, es probable que por dentro algunas piezas puedan desgastarse con el uso. Esta es una avería común que nos puede garantizar una visita al taller. Suele darse con las pastillas de freno, ya que, al no despegarse correctamente de los discos, el coche no puede emplear su potencial completo.

La electrónica

El sistema electrónico de los coches puede sufrir averías que desencadenen una pérdida de potencia. No es extraño que suceda, ya que los coches actuales disponen de gran cantidad de tecnología integrada. No es un problema grave, aunque sí que necesitaremos que el operario del taller calibre de nuevo el sistema electrónico del ordenador.

Fallo de la bomba de combustible

Si se produce una avería en esta pieza, es probable que el combustible no llegue totalmente y se sufra una pérdida de potencia. Este problema guarda una relación directa con los mencionados inyectores, ya que, si estos están obstruidos, el combustible no se recibirá correctamente. Lo normal es que se pueda arreglar, debido a que una nueva bomba de combustible sería muy cara.

La cadena de distribución

Si al arrancar el coche escuchas un crujido metálico que se alivia en cuestión de minutos, podría tratarse de la cadena de distribución del vehículo. Esto sucede porque la pieza se ha estirado por el desgaste del uso o el paso del tiempo, lo que provoca una considerable pérdida de potencia. Si se trata de una avería grave, aparecerá en pantalla el aviso del fallo de motor y perderá mucha potencia, lo que te obligará a asistir al taller.

Estos son los seis fallos o averías más comunes que puede sufrir el vehículo y que son responsables de la pérdida de potencia. La disminución de rendimiento puede notarse de menos a más, llegando a convertirse en un serio problema para la circulación. Por lo que es conveniente que prestes atención a tu coche y que visites el taller en caso de duda.

 

Si quieres descubrir más artículos de tu interés sobre el mundo del automovilismo, te invitamos a echar un vistazo al resto del blog. Si tienes alguna duda, puedes contactar con nosotros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceso y Registro