Grupo ABSA

Renting para particulares: ¿Es tan rentable?

renting particulares

El renting para particulares está en su mejor momento, cada año son más las personas que deciden adentrarse en esta modalidad que le permite disfrutar de un coche nuevo sin preocuparse de gastos de mantenimiento, reparaciones, averías, seguro…

Es muy fácil entender cómo funciona el renting de coches: Pagas una cuota mensual por la adquisición de un coche y no te haces cargo de los gastos (mantenimiento, neumáticos, seguros…). A continuación, te contamos las ventajas y desventajas del renting y cuándo merece la pena hacer renting.

¿Por qué es tan usado?

Este sistema fue creado inicialmente para empresas y autónomos que necesitan coches sin tener que preocuparse de la gestión y mantenimiento. Así, podían ahorrar tiempo y dinero a la hora de disfrutar de un coche. Sin embargo, cada vez es mayor el número de personas que deciden adentrarse en el mundo del renting por los beneficios que conlleva. Ya no se asocia al concepto de coche de empresa.

Pero la pregunta que surge es: ¿Es rentable el renting para un particular?

A corto plazo, sí. Con el renting no es necesario hacer una gran inversión para adquirir un vehículo, si no que pagas una cuota mensual que se adapta a tus necesidades. En esta cuota mensual se incluye el mantenimiento del vehículo y las reparaciones, cosa que si compras un coche, sale de tu bolsillo.

Un ejemplo: En caso de que se estropeen los neumáticos, con el renting te los cambian sin problema, en cambio si fuera tu coche tendrías que pagar alrededor de 500€.

Son muchas las ventajas que encontramos en el renting. Por ejemplo, no tienes que hacerte cargo del seguro obligatorio ni del impuesto de circulación, va incluido en tu cuota. Si compras un coche nuevo, además de estos gastos, debes hacer frente a otros como el de matriculación (en función de las emisiones de CO2), gasto que ha aumentado recientemente debido al nuevo ciclo de homologación WLTP. Una vez se haya acabado el contrato de renting con la compañía, tan solo debes devolver el vehículo al concesionario. La media de estos contratos suele ser de 4 años, y en ocasiones el máximo tiempo es de 6 años.

Si observamos las desventajas, hay que aclarar que no puedes decidir los acabados o el equipamiento del coche que se te ha asignado.

Tampoco te permiten modificar otros elementos del vehículo como el color, el techo, el equipo de sonido. Cabe decir que si eres una persona que quiere tener un coche, por ejemplo, entre 10 y 12 años, el renting no es una opción viable. Como ya hemos mencionado, los contratos no suelen durar más de 6 años.

¿Quién se beneficia más del renting?

El renting es muy rentable para particulares que quieren disfrutar de un coche nuevo, durante un periodo aproximado de 4 años y no quieren preocuparse de estar pendientes de los gastos adicionales o gestiones que le genere el coche. También te permite sacarle el máximo provecho a las últimas tecnologías e innovaciones de los coches nuevos del mercado.

Además, es muy beneficioso para personas que usan poco el coche en ambientes urbanos. Por el contrario, si buscas tener un coche durante muchos años, quizás el renting no sea la opción más adecuada para ti.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceso y Registro