Grupo ABSA

¿Qué diferencia hay entre el renting y el leasing?

A todos nos gusta estrenar coche. El olor a nuevo, la sensación de sentarte en el asiento del conductor y probarlo todo (hasta las funciones de la radio o el navegador que después no usarás), imaginar mil aventuras o escapadas y visualizar como lo vas a disfrutar por tus trayectos favoritos. Pero claro, no siempre podemos fantasear con el coche que nos gusta.

Desde hace unos años, el leasing y el renting han dejado de ser únicamente soluciones para empresas y autónomos y cada vez más personas optan por este tipo de contrato para disfrutar de su vehículo nuevo.

Si quieres saber exactamente de qué se tratan y cual es la diferencia entre ambos sigue leyendo. ¡Te lo contamos todo!

¿Qué es el renting?

El renting es un tipo de contrato de alquiler a largo plazo mediante el cual una compañía de alquiler de vehículos adquiere el vehículo nuevo a petición de los gustos y necesidades del cliente, para posteriormente ceder su uso a este, a cambio de una cuota fija mensual por un plazo de tiempo y kilometraje determinados.

¿Qué es el leasing?

En el leasing hablamos de un contrato de alquiler de vehículos que incluye la opción de compra. El leasing tiene como objetivo financiar la adquisición, es decir, permite el pago de una cuota de amortización, en un tiempo y cuantía que se establecen en el contrato de leasing. Con carácter general, la finalidad del contrato de leasing es la compra del vehículo.

Principales diferencias entre leasing y renting

Se parecen, pero no son iguales. El leasing y el renting tienen alguna diferencia muy fácil de identificar:

El renting es un tipo de alquiler que se utiliza para un periodo de tiempo determinado, ya sea porque estás fuera y necesitas desplazarte, como sustitución mientras el tuyo está averiado o simplemente porque no le vas a dar mucho uso al coche y lo necesitas unos días concretos. Está pensado, sobre todo, para las personas que van a usar el coche de manera temporal.

Por otra parte, el leasing es un modelo de alquiler pensado para las personas que no tienen el suficiente capacidad adquisitiva o desean financiarse para adquirir un vehículo nuevo; de esta manera pueden alquilarlo por una cuota de amortización que después reduce la letra de compra. En resumen, no están perdiendo el dinero, sino que realizan una inversión en lo que será su próximo coche.

Ventajas y limitaciones del renting

Las ventajas del renting son muchas si se trata de un uso de manera parcial:

  • Gran variedad. Puedes elegir entre una gran oferta de modelos para elegir el coche que mejor se adapte a ti.
  • Coste fijo. El importe que pagas es fijo por lo que no supone un gasto extra de ningún tipo.
  • Seguro incluido. El seguro, una de las cosas más caras de un coche, va incluido en la tarifa mensual.
  • Revisiones y averías incluidas. Si el coche se avería o necesita pasar la revisión no te haces cargo tu, sino la empresa de alquiler y es un gasto que te ahorras.
  • Tasas e impuestos incluidos. Todas las tasas e impuestos por carretera van incluidos en el contrato.
  • Ámalo o cámbialo. Tienes la opción de cambiar de coche cuando acabe el contrato o ampliar el contrato y seguir utilizando el mismo coche.
  • Estrena coche cada poco. Puedes cambiar de coche cada un periodo corto de tiempo, de 4 a 6 años, cuando acabe el contrato por lo que parece que tienes coche nuevo muy a menudo.

Limitaciones del renting

Por otra parte, es necesario aclarar que un contrato de renting conlleva las siguientes limitaciones:

  1. No eres propietario del coche. por lo que realmente hay un día que te quedes sin él.
  2. El contrato firmado no se puede anular, si se anula hay que pagar una penalización con un precio muy elevado.
  3. Tienes un límite de kilómetros al año del que no te puedes exceder.
  4. Si el coche sufre alguna avería deberás llevarlo únicamente al taller que la empresa marque.
  5. No puedes modificar ninguno de los elementos del coche ya que no es de tu propiedad.

Ventajas y limitaciones del leasing

Disfrutar de tu coche en formato de leasing tiene múltiples ventajas y desde Absa te explicamos por qué:

  • Financiación. Te da la posibilidad de financiar el coche sin tener un gran gasto al iniciar ya que pagas únicamente una cuota mensual desde el principio.
  • Sin distinciones. Es accesible para todo el mundo, persona física o jurídica.
  • Deducible de adeudos. Para los empresarios y autónomos no cuenta como una deuda ni préstamo por lo que pueden hacer otras inversiones y financiaciones sin que el coche sea un problema. Cuenta solo como gasto.
  • Estrena coche. Puedes cambiar de coche cuando se te acabe el contrato simplemente renovando un contrato adaptado al coche nuevo.
  • Quédatelo o enamórate de otro. En el momento en el que acaba el contrato tienes la opción de comprar el coche de manera financiada o de renovar el contrato con un coche nuevo.

Limitaciones del leasing

Si obtienes tu coche mediante un contrato de leasing esto es lo que debes saber:

  1. No tienes en propiedad el vehículo ya que se trata de un alquiler.
  2. Es posible que se estipule un límite de kilometraje.
  3. Pagas la diferencia por desgaste. Si te excedes en el combustible, los kilómetros o el uso del coche en cuanto al desgaste, puede que tengas que pagar la diferencia al entregar el coche.

Cómo saber cuál se adapta mejor a ti

El perfil ideal para alquilar un vehículo en formato de renting es un conductor que necesita el coche de manera puntual y para un uso breve; bien sea por sus condiciones de trabajo, para realizar un desplazamiento no habitual o porque necesita un coche de sustitución.

Por otra parte, el conductor leasing habitualmente tiene intención de adquirir el coche en el futuro; tiene la capacidad de adquirir un coche en propiedad, pero ya sea porque necesita financiación o quiere poder renovar de coche periódicamente, prefiere hacerlo por leasing.

¿Cuál es el precio habitual más asequible?

El precio entre los contratos de renting y leasing no supone una gran diferencia, depende del modelo de vehículo y de las condiciones que se firmen en el contrato.
La gran diferencia de precio entre ambos viene dada cuando al finalizar el contrato y el pago de las correspondientes cuotas mensuales, en el contrato de leasing se termina adquiriendo el vehículo; ya que se deberá liquidar la diferencia.

Si quieres saber más acerca del alquiler de vehículos y estás interesado en nuestros modelos ¡Llámanos! Estamos siempre contigo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceso y Registro