Grupo ABSA

¿Cuál es la diferencia entre un coche híbrido e híbrido enchufable?

Coche híbrido enchufable recibiendo carga eléctrica

Gracias al avance tecnológico y las imposiciones de las nuevas normativas, cada vez existen más soluciones de movilidad que respetan el medio ambiente o están comprometidas a reducir su huella de carbono con el mínimo impacto.

Hoy en día, el mercado automovilístico podemos encontrar una buena oferta de vehículos eléctricos, híbridos – en referencia a los que utilizan tanto dos tipos diferentes de energía para el funcionamiento de su motor – e híbridos enchufables. Pero ¿Cuál es la diferencia de estos últimos? Te lo contamos más abajo.

¿Qué es un coche híbrido?

Un vehículo híbrido es aquel que utiliza o alterna la energía de dos tipos de motor que guarda en su interior: uno realiza el proceso de combustión (normalmente) con gasolina y el otro impulsa el vehículo gracias a un potente motor eléctrico.

El sistema de propulsión ofrece tres tipos de funcionamiento: por combustión (gasolina), impulsado por la energía del motor eléctrico autorecargable, o combinando ambos motores para su propulsión.

Los coche híbridos no requieren de la instalación de una estación de carga, dado que se recargan automáticamente cuando en la frenada o deceleración.

¿Qué es un coche híbrido enchufable?

Los vehículos híbridos enchufables, también denominados PHEV (Plug-in Hibrid Electric Vehicle), funcionan como vehículos eléctricos cuando la batería está cargada y normalmente tienen mayor autonomía que un híbrido convencional, pudiendo llegar hasta los 70 kilómetros según el modelo. Cuando la batería se agota, el motor de combustión se acciona de manera automática, sin necesidad de accionar ningún botón manualmente.

Para cargar la batería de estos vehículos solo será necesario conectarlos a una estación de carga rápida, toma de corriente, por recuperación, o Wallbox. En cuanto al tiempo de carga, los nuevos modelos solo tardan 1 hora y 45 minutos en recargarse por completo.

Estos vehículos están especialmente indicados para grandes ciudades en las que existe una elevada congestión de tráfico y hay restricciones de movilidad para los vehículos convencionales.

Diferencias entre híbrido e hibrido enchufable

A priori ambos son muy similares, no obstante, tienen 2 diferencias bastante notables:

  • Las emisiones. Los híbridos enchufables tienen la etiqueta cero de emisiones debido a que pueden circular hasta más de 40 kilómetros en modo totalmente eléctrico. Sin embargo, a los híbridos convencionales se les suele otorgar la etiqueta ECO.
  • Diferentes modos de carga. Los híbridos convencionales solo pueden cargarse mediante la auto-recarga, mientras que los PHEV ofrecen más posibilidades de recargarga como mediante conexión a toma de corriente, por recuperación, estaciones de carga rápida o Wallbox.

¿Cuáles son las ventajas de usar un coche híbrido o híbrido enchufable?

5 ventajas de cambiarte a un coche híbrido o híbrido enchufable:

  • Paga menos. Reducción del impuesto de circulación.
  • Reduce las emisiones. Emisiones directas cero.
  • Aparca y circula donde quieras. Podrás beneficiarte de bonificaciones o ventajas de aparcamiento para vehículos con etiqueta 0.
  • Evitan las restricciones. Pueden circular por las ciudades durante episodios de alta contaminación.
  • Reducción de ruidos. Disfruta de una conducción suave a máxima potencia.

Si te has decidido a pasarte al lado eco de la conducción no olvides consultar en ABSA nuestra gama de vehículos híbridos y eléctricos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceso y Registro